Notícia 2

La problemática del agua, los incendios forestales, la irregularidad de los crecimientos, las condiciones orográficas y las características del suelo y la importancia de la presión ganadera y social, así como las restricciones vinculadas a aspectos medioambientales entre otras, son factores que plantean un reto para la competitividad del sector forestal en el Mediterráneo y que hacen necesario que se disponga de una voz fuerte y una presencia activa a nivel europeo para defender los valores sociales, económicos y ambientales de estos bosques mediterráneos.

La singularidad del Ecosistema Mediterráneo, del que la UE es líder mundial, revierte en la necesidad de un tratamiento forestal diferenciado de los otros ecosistemas presentes en la UE. Por esta razón es necesaria una organización forestal fuerte que lo represente, lo dé a conocer, lo defienda y haga el seguimiento de las iniciativas, proyectos y políticas orientadas a su conservación, apoyo y promoción.

La problemática del agua, los incendios forestales, la irregularidad de los crecimientos, las condiciones orográficas y las características del suelo y la importancia de la presión ganadera y social, así como las restricciones vinculadas a aspectos medioambientales entre otras, son factores que plantean un reto para la competitividad del sector forestal en el Mediterráneo y que hacen necesario que se disponga de una voz fuerte y una presencia activa a nivel europeo para defender los valores sociales, económicos y ambientales de estos bosques mediterráneos.

La singularidad del Ecosistema Mediterráneo, del que la UE es líder mundial, revierte en la necesidad de un tratamiento forestal diferenciado de los otros ecosistemas presentes en la UE. Por esta razón es necesaria una organización forestal fuerte que lo represente, lo dé a conocer, lo defienda y haga el seguimiento de las iniciativas, proyectos y políticas orientadas a su conservación, apoyo y promoción.

La problemática del agua, los incendios forestales, la irregularidad de los crecimientos, las condiciones orográficas y las características del suelo y la importancia de la presión ganadera y social, así como las restricciones vinculadas a aspectos medioambientales entre otras, son factores que plantean un reto para la competitividad del sector forestal en el Mediterráneo y que hacen necesario que se disponga de una voz fuerte y una presencia activa a nivel europeo para defender los valores sociales, económicos y ambientales de estos bosques mediterráneos.